Fotoreview: Da*Skate el relámpago azotó Santiago

El pasado sábado 15 de abril, se gestó el hecho que marca la vuelta de Da*skate a Santiago de Chile -Y es más allá del prolífico sonido y recepción que tuvo a través de redes sociales su nuevo disco, Diecisiete-. La ocasión también trajo a tres agrupaciones locales: el hardcore punk, con toques modernos de Dizclaimers -ad portas de editar un nuevo disco-,562 un proyecto que roza el pulso callejero del Hardcore y el Punk-rock de Valium, que desde su última placa, Nuestro Lugar disco sacado directo del estómago, exhiben una vocación melódica incólume dentro de un grupo que fabrica melodías y líneas rítmicas con frescura y holgura. La renovada línea que establecieron tras el ingreso del Batería Erwin Werb (Hacia el sol), ya hace un tiempo, encargado de tensionar estas línea de aires melódicos para marcar la diferencia, entregando un arsenal de soporte en la creación y simplificando las cosas en una base de ritmos más telúricos y secos en la batería. (Galería de fotos a pie de página)

Organizar un show hoy en día está más relacionado con un acto de valentía, es como internarse en una selva sin armas, a veces las cosas resurgen de una forma espontánea y ahí es donde hay que comenzar a desarrollarla rápidamente. Pero en otras ocasiones, todo esto se transforma en una experiencia casi existencial, y es al plano que sorteando obstáculos, Kazú  Opción de vida, junto a un puñado de independientes, editoriales y fanzines pasando por Music Factory, se embarcaron en la creación que implica crear lazos y confianza con personas que vienen del otro lado de la cordillera. Cumplir, no sólo con las expectativas de un público que  paga una entrada, sino además, estar atentos para escuchar las señales y demandas de lo que significa una escena cohesionada por la colaboración y la solidaridad. Hay diferencias entre ser un productor -que se vale de artilugios bajísimos- y para los cuáles: “te están haciendo un favor al tocar para ellos” y lo que vimos esa noche de manos de la organización. Un real colectivo en toda la extensión de la palabra para llenar el Club Ámbar y además entregar un sonido digno y respetuoso tanto al público y a su vez a las agrupaciones que prestaron su tiempo para el show.

Iluminación, sonido y el profesionalismo del “colectivo” que se jugó todo, junto con  la amabilidad de Da*Skate para tener un Meet & Greet con 50 personas el día anterior al show. Sin pausa y con algo de atraso llegaron los oriundos de Mercedes a Music Factory, ubicada en Metro Nuble, el cual fue un lugar acogedor, moderno y que presta todo para que el profesionalismo se lleve a cabo. Entre comida, varios bebestibles y estantería de merch de la misma agrupación, quienes agradecieron los asistencia, incluidos hermanos trasandinos. Esto, ya nos podía permitir plantear la duda que en este mundo existen distancias entre verdaderos músicos-artistas y personas. Y  los productos armados para el consumo de masas que se ve reflejdo en la minoría. Nosotros,  pertenecemos a los primeros. No tenemos la certeza de aparecer en los medios, por ende, no se hace algo masivo, lo cual el público no puede escuchar. Los segundos, invaden con su música y pedantería; emisoras, espacios, considerados como los verdaderos “creadores populares” un sistema netamente de bastardeo de lo popular. Lo importante es que todo esto y quizás muchas otras fechas dan muestra de respeto, entre público y músico. Voy a ser majadero, pero se está creando una escena casera, a partir de lo que se tiene a mano y no soñando con lo que falta. Por eso, esto funciona. Porque es: Familiar.

Hay días en que siento que las segregaciones musicales han terminado, y que las compuertas están abiertas y los elementos musicales de una franja muy diversa de subgéneros, diferente escena, conviven entre mezclados y no hay vuelta atrás.

La fila para entrar al Club Ámbar, recinto del show, sirve como resumen.  Dizclaimers subió sin previo aviso, para el arranque. El quinteto, con un franco discurso independiente, aprovechándose de los quince o veinte minutos que estuvieron sobre el escenario presentaron la síntesis más refinada del punk hardcore moderno, con una destacable front woman. A sus clásicos “Ni celeste ni rosado”, “Estás ahí” se dieron el lujo de anadir “Skate a 30” originalmente grabada con Tiby  F.Side.  Esta vez, la posta la tomó Leandro (voz de Da Skate)  que promovió un acercamiento mayor con la gente.  Una nutrida mezcla de su EP, gestionado bajo los aleros de Subterráno Records y un trabajo de mezcla y master realizado por Ignacio Giménez -Almenara y Friends and Family Records- Sin duda su Homónimo es un nuevo amanecer para la diversidad sonora. En medio de todo esto Natalia “xina” Torres -voz- anuncia el trabajo de nuevo material el que pronto  -para quienes son adeptos a la agrupación- se encontrará disponible. seré enfático en el hecho de descubrir agrupaciones -lo que me es placentero-, debo decir que Dizclaimers ha hecho un álbum debut que genera ruido en cada momento. El grupo es cuidados al mantener, desde su inico hasta su actualidad su firma inicial. Pero, a la vez, funciona un acto de equilibrio hábil, con dinámicas múltiples dentro de este marco total. Asimismo, se resume en una diversidad de canciones que no caen y se estancan en un solo género rítmico-especifico.

La consistencia de 562

Imaginate una combinación hábil de la pesadez discordante de Nueva York, la melodía impetuosa de Agnostic Front, la feroz descomposición pesada y experimentación de este lado como D.A.J o Disturbio Menor, y lo que la ola de metal hardcore estadounidense ha influenciado en nuestro país, vislumbralemos los sonidos que 562 nos entregó. Su actitud hardcore, logró despertar en la gente y en el show, recordando lo más clásico encontrado en sus discos. La voz de Eduardo descansa sobre el riffage de los guitarristas Johannes e Ignacio, los bajos fluidos del Jedi Alvaro . Así es como el floreciente sonido de esta agrupación se arma.

No fueron mezquinos con la selección de canciones, que propiciaron los karate dance –  que tuvieron el respeto que corresponde- y los primeros pogos. Estos ya veteranos del escenario, llevan adelante una febril tradición de lo que es la música; potente, imponente e innovadora. Ya que, no solo mezcla breaks y beat downs, sino que además es un electrizante golpe de energía. Tras la proliferación de este tipo de bandas hace años, es que 562 se propuso trabajar, sin presión, pero con la empatía que resulta de letras y acordes que nockean, disparos de guitarras, bajos y baterías y el incendiario aullido de un perro escandaloso como es su frontman. Mirados desde afuera, son bandas que se obligan a mejorar, desde el principio de su set, el bajista y la voz, se juegan por completo en vivo, haya diez o mil personas, un espectáculo debe ser una experiencia y la banda lo trasmite.

Tomando el bastión de la escena independiente

Ya es casi el final para 562  estaba repleto el local. Ya hablamos al comienzo de Valium y su vocación melódica -hoy por hoy- mucho más metódica a la hora de trabajo y composición; de lo que fuese su Split junto a Nada nuevo -actualmente disueltos, no esNada nuevo es que los chicos consuman Valium- y su debut tape el 2007.

Desde hace casi diez años y algo más la banda inicio un rápido deshielo, sin olvidar sus raíces, lograron transformarse en representantes de un generación independiente; tocando en los mismos escenario que Adolescents, Descendents -una de sus influencias más notorias-, y Festivales del tipo Rockout. Ampliando su público. Representantes innatos de bandas como Suicide Machines, mezclan Punk-rock con ska, se dieron espacio para incluir a Rancid en su repertorio. “Queríamos mantenernos fieles a nuestras raíces”, explican en alguna entrevista que circula en la red. Y es cierto, todo lo que han escrito proviene de una experiencia de la vida real. La música, como cualquier medio de arte, siempre ha sido una forma de catarsis, hay crítica pero se traduce en  tomar algo negativo que sucedió en sus y nuestras vidas convirendose en algo positivo. Y es quizás esa versión 2.0 de In-descente -sumado en su reciente trabajo en estudio- Nuestro Lugar,  lo que hoy  llena su repertorio. Si bien el tiempo apremiaba aquel día. En 25-30 minutos encendieron la combustión, ¡y sí !  han derramado corazón y no sólo eso,  han sido constantes y perseverantes que los dirige hacia  conectase con la gente en algún nivel.
Al final del día, es ese tipo de verdaderas conexiones humanas, un enérgico espectáculo en vivo y la apasionada dedicación a la sinceridad que apela Valium y finalmente  por lo que serán recordados.

Mucho más que un híbrido histórico

Cercano a las 19.00, los oriundos de Mercedes subieron al escenario. El huracán fue soberbio, la expectativa era alta, todo estaba en su sitio, la excusa pudo ser la presentación de su nuevo material, Diecisiete, del cuál mostraron cerca de siete temas (Vegan récords) pero a mi parecer el show buscaba culminar un ciclo. Pues abrieron los fuegos con “Diciembre 2008” si bien, este tema cerró las presentaciones anteriores de sus shows en Santiago, esta vez lo abrió, precisamente por o anterior ya nombrado, siguiendo sin tregua con “Dedicado a mis enemigos” , ya a estas alturas un himno de la agrupación -moviéndose entre tonos y falsetes- con su marca registrada. Pistas que bordean con la promesa emocionante y llenos de mensajes positivos sobre la perseverancia. Si hay algo que destaca en la agrupación liderada por Leandro Flores, es impulsar una lucha hacia adelante sobreponiéndose en las cosas que se interponen en tu camino. Si bien la música puede sonar acelerada y por momentos algo agresiva, solo reflejan la sensación de que están hechas para ser tocadas en vivo y la gente pueda botar y canalizar la rabia de una forma positiva.

La noche tuvo momentos especiales “Jessi” canción jamás tocada en vivo  tocada por segunda vez, como nos rectifica Kazu, al menos en nuestro país anteriormente, “Elina” perteneciente a su más reciente trabajo, donde Leandro no contuvo su emoción, y el público se encargó de rellenar el espacio del tema dedicado a la hermana de la bajista. Una canción sincera, pero con una inclinación trágica, la cuál narra acerca de los tiempos oscuros que enfrentó Euge Valle, pero que la luz y aceptación que encontraron, les permite que ella siga siendo una parte de su vida. Pero aún quedaba espacio, no sólo para registros nuevos, sino también para el salvaje sonido que los catapultó a este lado de la cordillera, rescatando canciones como “Piacenza”, “Los seis sombreros para pensar”, “Victimas de Madoff”.

Da Skate es una brillante mezcla de liricas honestas, teóricas y repletas de melodías, es esa dedicación a la narración honesta, y una autentica presentación en directo, lo que distingue su presentación de las demás bandas. Como muchos han sostenido, que es mas importante la interacción que tienen con la gente en la audiencia, que hablar sobre otras bandas. Si bien no entran en detalles de la escena actual Argentina, si lo hacen a través de una canción, con letras de denuncia a quienes pagan por tocar y el impacto en que las redes sociales, muchos son superhéroes. Pero también se toman un tiempo a través de “WIP” para que Leandro hable sobre su relación con Good Ridance, en especial Russ Rankin, quien dice haberlo iluminado. Despidieron la noche bajo la enérgica respuesta de asistentes, coreando -a todo pulmón-  “Los barrios gritan furte”, “La batalla de las termopilas” y “No estás sólo”.

Con un repertorio de lujo, que sigue milimétricamente una carrera ascendente de una agrupación el cual no sólo se preocupa de establecer posturas políticas, sino de crecer y dignificar hechos históricos. Por último, nos queda agradecer y aclarar que fue una noche estimulante, tras asistir a ser parte de la historia de cuatro bandas en un océano de humildad y buena disposición, gracias.

 

0 Comments | Views: 9
Share
Post Written By

bennie