Cristian Letelier, Valmara Frontier: Durante muchos años lo que fue una pelea de pandillas, hoy está en Internet

Cristian Letelier, Valmara Frontier: Durante muchos años lo que fue una pelea de pandillas, hoy está en Internet

“Aún recuerdo ese cassette –añade al recordar una vieja cinta de punk ochentero- andaba dando vueltas y sonaba a rayos, pero era genial. Definitivamente hay algo de ese sonido en nuestra banda. Hay algo, son casi dos décadas de desfase en la música, dos décadas aproximadamente para nosotros desde el año 1995. Y a mi parecer, no ha habido grandes sorpresas en el aspecto musical en general, incluso cuando las hay, siempre tienen un gusto revival o retro” Sentencia Cristian (voz) en Valmara Frontier.

A principios de los años setenta, surge un estilo: el enojo y la rebelión de los jóvenes de esa época, contra las autoridades -casi como unos hippies, pero en estado de agresividad-. Me resulta imposible no haber escuchado alguna vez el nombre de bandas legendarias como The Ramones, The Clash y un sin fin, que sin duda, marcarían una buena época. Pese a las modificaciones, este estilo se ha logrado mantener hasta el día de hoy.

Un año atrás, mientras todos celebraban los cuarenta años de punk, Valmara Frontier,  subrayó sobre la mesa cada una de sus ideas. El Punk-rock fue el arquetipo que captaba de mejor manera sus historias, nunca hemos vivido épocas tan gratificantes que nos demuestren que debemos estar quietos. Lanzando en enero del año 2017 a través de CFA Discos su Demo: Homónimo, una maqueta que apela, y nos traslada a un desfachatado rock and roll juvenil, y un punk prematuramente curtido, destacando: “La rabia”, “Monetario”, “Nuestra sentencia” y “Hey cristo!!!.” Hay un vaivén ochentero que no da respiro y que nos hace pensar la rígida y robusta furia con la que nos encontraremos de concretarse su próxima placa en estudio. Lejos de echar pie atrás, la agrupación compuesta por  Cristian Letelier en voz, Angelo Gajardo en guitarra, Eric Hernández Peñafiel en batería y Fernando Arancibia en bajo, han echado mano a sus amigos y a la organización a través del, hazlo tú mismo, en un concierto que busca reunir fondos junto a viejos y nuevos exponentes en Arena Recoleta. Lo interesante del asunto es que todavía existan bandas dispuestas a armar cosas sin apoyarse en los medios elitistas incluso del under. Resulta, por lo bajo, admirable.

En cierto sentido, el hazlo tú mismo, es algo que debiera estar implícito en el hacer música. No tenemos otro espacio y no recuerdo que lo hayamos hecho distinto. Más aún en estos días, cuando el acceso a la tecnología de producción y a las redes sociales están al alcance de la mano.”-Comenta- “Hay un sentimiento un tanto romántico por parte nuestra del querer grabar un buen disco. Y no solo una buena maqueta. Existen decenas de álbumes que nos marcaron cuando jóvenes, nuestra meta es grabar un álbum con todo lo que implica. Quizás no podremos recrear en vivo al 100%, porque queremos meter más instrumentos; vientos, cuerdas. Aunque sabemos que cuando toquemos en vivo serán reemplazados por la fuerza y pasión que ponemos en el escenario.” señala el vocalista.

No siempre es una tarea fácil, esto significa una constante guerra, donde se esfuerzan por combinar; trabajo, familias y melodías de Rock ‘n Roll con riffs punk y letras que tengan algo que decir. Sin embargo, aun cuando la guerra se pone difícil; somos hijos de la depresión, empleos nefastos, políticos detestables y años de dictadura. Nada puede ser peor. Lo único que tenemos al final del día, es la música y el manifiesto de que su experiencia los impulsará un paso adelante. Pueden decir claramente que no están avergonzados por las melodías, ni por la negación del punk rock, ya que el grupo pulsa canciones actuales, nacidas y criadas salvajes, que hacen que el público se contraponga a las modas y re escriba la historia. Como espectadores o como artistas.

Los tiempos de rabia e intensidad parecen no haber desaparecido, tras su maqueta homónima (2017) y con un par de cambios en la alineación, Cristian Letelier, Voz en Valmara Frontier, se toma el tiempo necesario para reflexionar y mirar a su alrededor lleno de expectativas. Nos contactamos para intercambiar ideas. Esta conversación revela aquellos momentos.

Sabemos que se encuentran organizando un show, todas bandas de alto nivel. Pro “recaudación” fondos para grabar su primer disco. ¿Cómo ha respondido la gente?

Bueno, lamentablemente cuando se trata de dinero es complicado para todos. Siempre hemos tratando de ser lo más ecuánimes en relación al gasto. Nos encantaría tener mejores equipos, pero la verdad no podemos. No nos da. Como banda, al final somos nosotros lo que estamos costeando la sala de ensayo, transporte, equipo y al dueño del bar, si no fuese por la gente que se queda, no tendríamos nada. Por lo mismo, estamos realizando este evento el día 2 de febrero en Arena Recoleta a partir de las 17:00 (leer abajo), teniendo como de cabeza de cartel a “Fiskales ad hok” y “Santiago rebelde”  bandas que se han ganado un espacio, además de “Rojo Vivo” y “Kanibales Surf Combo.” Ahora, “Sangre seca” y “Faso” son propuestas que hemos conocido tras coincidir en tocatas y nos han llamado la atención, tanto por lo musical como por la camaradería que ha nacido entre nosotros. Desde ya quedan todos invitados.

Con los años, ¿Podríamos establecer una especie de construcción alrededor de un movimiento llamado Punk?

Bajo mi punto de vista, existe cierta dialéctica o lógica que se ha construido a partir de la música y la estética. “Sex Pistols” hablaron de la anarquía, los jóvenes aprendieron y le dieron un sentido actual a ésta, y al pasar el tiempo, se ha ido desarrollando según las necesidades del contexto y el entorno en el que te desarrollas. En torno a la estética, usaron un alfiler de gancho o un mohicano y las teorías de que significan o que representa han sido diversas. De esta forma, se ha dado paso a un grupo de conceptos, y todo esto nació por que a alguien simplemente se le ocurrió hacerlo como el acto más vano y vacío del planeta. Y así, alrededor del Hardcore, Ska y Punk como marco, creo que han pasado las mismas cosas, y de la misma manera, a finales de los 70 y hasta mediados de los 80 bandas como “The Clash”, pasando por “Minor Treath”, “Bad Religion” etc. Incluyen en sus letras una carga política importante. “La polla records”, crean el cuerpo de lo que podría ser un manifiesto, en torno a sus letras; de respeto no solo al individuo, sino a todo ser vivo al planeta en sí.

Si hablamos de Punk, hemos ido desde la búsqueda ante todo de la expresión con urgencia, hasta la mezcla de este género, donde hoy todo parece más sereno.

Creo que gran parte del declive en el punk, relacionado al sentido social y contenido político, es cuando muchos de los grupos empiezan a utilizar estas temáticas propias del rock tipo AC/DC “vamos a rockear toda la noche, pasémosla bien,” También, como dije anteriormente, sobre el sentido que se le ha entregado a ciertas cosas ya sean letras de canciones o simples accesorios estéticos, esto se ha conformado en un cuerpo teórico y base de una subcultura. El pobre contenido social, en líricas o musical, han producido esta exploración hacia el pasado, re descubriendo a cantautores como Bob Dylan por el lado más folk, o Lou Reed en lo urbano.

En Chile, ya no solo somos los hijos o primos chicos de quienes escuchaban a Víctor Jara, durante los ochenta, ahora tenemos la conciencia del contexto en el cual se desarrollan como artistas. Obviamente, el acceso a las letras y las traducciones han venido a afianzar algunas posturas. Aquí ya no solo tenemos la escuela de Evaristo (La Polla) y de las bandas anarco punk españolas, ahora podemos  leer y entender a cabalidad las letras de los “Kennedys”, “The Clash”, “Black Flag”, “Bad Religion”, por nombrar algunos.


Nunca es demasiado tarde para hacer un balance sobre las responsabilidades con respecto a la política en chile, Hablemos del modelo imperante.

Hoy en día, y aunque no existe una visión transversal dentro de la banda, las partes fundamentales ante la clase política, son la misma, la desconfianza  y el análisis parte por la desigualdad. Apuntamos a lograr una participación más activa dentro del movimiento social, sin colores ni banderas.

En algún momento tuvimos presentaciones en eventos, realizados por Taller el Sol, y muy identificados con la izquierda. Tuvimos una recepción muy cálida y agradable tras cantar contra el capitalismo y el marxismo en el mismo tema, ya que entienden la expresión artística como tal, y  lo que cantamos es consecuente o acorde a una idea, y no tirar mierda solo por hacerlo.

Me molesta mucho como en redes sociales, en la calle, en el diario vivir, escuchas o lees opiniones tan desinformadas, tan llenas de odio e ignorancia política. El desconocimiento no solo del sistema gubernamental, si no de la implicación que cada acto puede provocar, y como esto está siendo usado por las clases dominantes para crear desconfianza, miedo, racismo y este clima tumultuoso. Me da la misma sensación que con los partidos de fútbol, exponen declaraciones cruzadas entre los jugadores, quienes después juegan en la selección y disfrutan juntos. Mientras los seguidores se matan entre ellos. Pasamos años matándonos en peleas callejeras, hoy nada ha cambiado tanto, salvo que la pelea se traslado a Internet.

¿En qué momento empieza una libertad y se apaga otra con respecto al consumo de tóxicos?

Creo que cada uno es libre de hacer consigo mismo lo que le plazca. Mientras no dañe a los demás. El experimentar, conocer drogas para decir con conocimiento de causa, no las quiero en mi vida, es la decisión de cada uno.Elegimos este estilo de vida o corriente, porque primeramente no nos gusta que nos muestren el camino correcto, ni nos den sermones. Nosotros bebemos, nos drogamos, y hasta podría llamarlo desobediencia civil.

Me da lo mismo si estoy borracho o viviendo como un alcohólico, ya que no creo en “tu sentido de éxito” o lo “socialmente aceptado” y con eso podría explicar mi problema con el alcohol. Pero creemos, que está de más hablar de esto como algo bueno, o alabar ese tipo de conductas en nuestras letras, ya que en la actualidad solo vemos tomar por tomar, terminar enfrascados en riñas con quienes no corresponde. Según lo que cantas, cuando estas escuchando un disco o gritas en una tocata, y muchas agrupaciones desde hace más de 50 años, cantan canciones que hoy son himnos. Hablan del alcohol y drogas; los jóvenes toman estos mensajes y los llevan al día a día, pero con la diferencia que la realidad de ellos no es la de un rockero súper estrella. A ellos no le regalan lo que consumen, no viven de esa imagen. Gastan las pocas lucas que tienen y arriesgan lo poco que han conseguido intentando emular a esos iconos, que encuentras en los posters o poleras que, hoy en día, hasta en los escaparates del supermercado están en oferta.

En la Web: Santiago Summer Punk en Arena Recoleta

0 Comments | Views: 1382
Share
Post Written By

Ben

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *