CRONICA

In-edit Chile: American Valhalla el viejo boxeador pide otro round

El pasado 05 de Diciembre estuvimos en lo que fue una suerte de calienta motores en el marco In-edit Festival Chile 2018. De paso quedamos invitados a la premiere de American Valhalla en nuestro país. En extenso la resena de estos ochenta minutos llenos de auténticos regalos para los acérrimos seguidores de Iggy Pop

American Valhalla ofrece otro momento de amor hacía la figura de Iggy Pop, documentando todos los aspectos de su reciente colaboración con Joshua Homme (QOTSA) en la grabación de,Post-Pop Depression, nominado al Grammy. Es una versión pulida y oficial de eventos que viajan desde conceptos básicos hasta un concierto final triunfante. O sea que será suficiente para muchos fanáticos del fundador de Iggy and the Stooges  fines de los 60`s. Los momentos de honestidad y autorreflexión de Iggy empujan el material más allá de lo promocional o conmemorativo hacia diversas visiones de la vida, llevando de la mano el mantra: “Sin riesgo, no hay ganancia”

Read More

0 Comments | Views: 274
Share

Strung Out tuvo su revancha en Santiago

Por Hérmes Domínguez / Fotos @brownn_eve

Los fanáticos del hardcore punk se dejaron querer este 2017. El año que comienza a despedirse dejó en evidencia la importancia que está tomando la escena nacional, y lo considerada que está siendo fuera de Chile. Sin ir más lejos, presenciamos grandes espectáculos, como el de los suecos Satanic Surfers, los californianos Face to Face e Ignite, los nacionales de Fuerza de Voluntad y, recientemente, a los argentinos de Eterna Inocencia.

Pero aún quedaba una carta bajo la manga, pues el martes 5 de diciembre se presentó en el Domo San Diego la banda Strung Out. El quinteto estadounidense -cuarteto debido a problemas familiares de Jake Kiley- tocó en el galpón ubicado en la icónica calle de Santiago Centro con un sabor a revancha en la boca. Si nos remontamos años atrás, la banda canceló su gira latinomaericana por problemas de vuelos, desmintiendo categóricamente un conflicto entre Jordan Burn y Jason Cruz. Para colmo, el año pasado no la pasaron bien en el Festival Bowlzilla de Ritoque, donde tocaron ante un escaso y pasivo público.

Read More

4 Comments | Views: 579
Share
(c)Manson Ph.

Eterna Inocencia en Chile: Una sola voz que clama “Arte es disfrutar”

Por Hermes Domínguez Vásquez / Fotografìa @Manson.fotografias // Video Jona Gutiérrez

Siempre será injusto catalogar de “premio de consuelo” un gran show como el que ofreció Eterna Inocencia la noche de este sábado 25 de noviembre en el Teatro Cariola, pero la paupérrima gestión de la productora Transistor intentando parar la versión 2017 del Rockout no puede quedar impune en esta crónica.

Lo cierto es que este nuevo fracaso en la industria de los megaeventos musicales, promovió a la banda argentina de un rol más secundario a protagonista de una noche mágica, ratificando que su hardcore punk es casi una religión en tierras chilenas.

Read More

282 Comments | Views: 3835
Share

Crónica: Trágica agonía de un pájaro azul (La niña horrible)

“[…] la construcción de una identidad sexual coherente, sobre la base disyuntiva de lo femenino/masculino, sólo puede fracasar; las alteraciones de esta coherencia a través de la reaparición involuntaria de lo reprimido muestra no sólo que la «identidad» se constituye, sino que la prohibición que construye la identidad no es eficaz (la ley paterna no debe verse como una voluntad divina determinista, sino como un desacierto continuo que sienta las bases para la insurrecciones contra el padre)” (Butler 90).
 
El ensordecedor eco aun retumba en la sala. ¿Fue una bala? Directora y actores ganan reconocimiento público. El compromiso ha sido aprovechado exitosamente, no -solo- para alimentar su narcisismo, sino también para postular discusiones y trabajar ganando y haciendo ganar espacios de discusión introduciendo una señal, de alerta, ¿Qué es la falta de comunicación? Habitamos la subjetividad con dejos de sustancias sociales: El lenguaje. Es lo que da a una obra, por más personal que sea, su propia intimidad.

Read More

0 Comments | Views: 88
Share

Eterna Inocencia en Chile, El sonido del pueblo y la tierra

Hemos visto recientes productoras , quizás incluso de tiempos pasados, que han hecho del punk-rock un negocio inmundo, rodeado de un espantoso mal gusto, falta de criterio, credulidad y manipulación. En cambio, Mala Idea, apostó por el placer, diversión, e inventiva en darle un poco de aire a la escena local. Somos parte, como ninguna otra expresión cultural ha podido hacerlo, de generar una visión crítica del mundo en al menos tres o cuatro generaciones. Sorprende y con la ayuda de productoras sub-culturales, y, como la que ya mencionamos, pueda seguir sobre-poniendose a interminables males internos y externos del HardcorePunk y seguir gozando de un poco de la buena salud que queda. Recordamos el limbo y el miedo que generan aún a las intendencias la palabra “Punk” esparcida por todos lados, pero eso es harina de otro costal. Cada opinión acá claramente es subjetiva.

Foto: Durante E.I

Foto: Durante E.I

Podré pecar de insistente, pero a esta altura, el tema del poco interés que despiertan bandas locales, ya no es solo responsabilidad del músico en cuestión, sino de la prensita indie, revistas y público que no puede hacerse el distraído. Podrán decir que: “Si no nos gusta una banda, tenemos todo el derecho a no entrar al show”, “restarnos y un etc de comodidad”, como me han sugerido muchas veces. Que se puede: “Cambiar de canal”. Para mi es una actitud más que progresista, ya que nosotros, no queremos cambiar de canal, si bien no desconozco el hecho y las carencias por las que pasa la música actual, sí, puede haber una solución al problema.
La variedad, desde luego, no excluye la calidad. pero para ser franco, y por lo dicho, me parece que la vitalidad del ambiente musical, a nivel local, hace mucho tiempo que está corriendo peligro.
Con estas lineas no quiero iniciar una polémica, ni mucho menos ofender a la audiencia -ya cada cuál hará lo que le entre en gana-. Solo pretendo defender la tarea silenciosa de la música independiente y de las tantas horas de sala de ensayo mensual serio y a su vez pararse en escena. Sé que no es fácil que el público local logre interesarse al 100% por las bandas que abren un show. Pero ya me parece de mal gusto, si se quiere, que una banda haga un set, de aproximadamente veinte minutos para tres personas, si mal no me equivoco, y un cúmulo apostado en la parte posterior. En fin cada cuál tendrá su visión, no somos dueños de la verdad, por suerte. Pero donde el pregón principal de un show es la, “solidaridad”y su ética, la cosa podría resultar distinta.

 

Corrosión del Carácter

Corrosión del Carácter

Vamos a la primera agrupación local, C.D.C, y lo que se manifestó el sábado recién pasado 21 de Mayo en Kmasu premiere. Hay que tener un cierto parentesco con un guerrero. No solo aguantas -cariñosa o despectivamente- un público que desconoce tú música, una prueba de sonido a la rápida, con el compromiso de empezar a sonar apenas se abran las puertas. Sino que ademas si eres una banda acostumbrada, al calor de shows de barrio y que han tenido que saber construir una personalidad propia y como todos quienes hemos pasado por el ambiente musical de una u otra forma, volver a gestionar e-mails, nuevos shows, y un sin fin además de compatibilizar: familia y música, un bien no menor.

A pesar de lo anterior, Corrosión del Carácter logra incorporar en este setlist, como ejemplo, elementos de la musica Punk, Thrash y Hardcore, ritmos que acompañados de feroces letras, hicieron propios tras un año tratando de de que esta mixtura resultara: vida y banda. En suma, en los cerca de 5 a 6 tracks, reúnen en su iconografía una militancia tacita, un revoltijo ideológico-combativo de lo que se vive a diario, con letras que los emparentan más a unos Eterna Inocencia, en lo político-social, que en lo musical.

Corrosión del Carácter

Corrosión del Carácter

Los santiaguinos, tienen momentos de intensidad y velocidad para apoyar, son canciones que gritan y gritan contra todo lo que aprisiona, sueños de libertad, que funcionarían perfecto. Como la voz de cientos de miles de adolescentes de todo el país. En cuanto a la agrupación y lo que ya hemos hablado, la vimos apretada en el mínimo que tocaron . Si bien, cumplieron con su show, a mi parecer creo que es una banda merece una segunda oportunidad y buscarla para interiorizarse un poco más de ellos y su futura placa que esperamos vea luz.

Bueno es hora de seguir y el “show debe continuar.” Era la hora de probar lo que traía 608-Z, quienes han sobrevivido y experimentado diversos cambios generacionales de un público. Los chicos han orgullosamente trabajado su mas reciente y homónica placa, con Roy Ota, guitarrista de Eterna Inocencia, con quien los une un vínculo, aparte de registrar en sus anaqueles un tour Europeo con hermosos registros visuales y sonoros acústicamente -llegando incluso a una Revolver Records en la calle Taller de BCN- y me imagino que más de 100(?) presentaciones a lo largo de su carrera. Resulta auténtico y fresco, ver a un artista en la actualidad que ha logrado sobrevivir a la modernización artificial de las orquestaciones o la forzada renovación del repertorio. Si bien han pasado 18 años desde que se subieron a la primera tarima, es durante esta última parte del tiempo que han capitalizado esos pequeñitos trofeos que uno guarda en el estante de los recuerdos.

Abuelo , 608-Z

Abuelo , 608-Z

Hay una ubicación en el imaginario social y cultural que cambia con los tiempos, la realidad muestra que mas allá de lo que ocurra en el género, “608-Z” tiene un presente que está ligado de manera indestructible a la participación juvenil -claro está sin dejar a los conocidos que vamos creciendo- pero mientras esté, este público juvenil y siga creciendo, “608” tiene bastantes años por delante. Hay que tener ovarios para seguir adelante sin una pieza del tridente pero lo lograron. Tras la partida de Matías, la banda dio finalmente con Pedro Fermín en el bajo, quien venía de presentarse aproximadamente desde el 2006(?), con el proyecto “Die, Die My Cinderella” para luego decantar en “Malacura” dos estilos totalmente opuestos, por lo que no le resultaría difícil, acomodarse y subirse a la patineta.

Pedro, 608-Z

Pedro, 608-Z

Los chicos arriba del escenario desparraman humildad, sinceridad, y se les ve amables y potentes, completamente despojados de paranoias. “Patina y destruye” “Indignados” y “M.A.S” fueron haciendo que el recinto se transformara en un pequeño karaoke, adelantando lo que vendría. Tal vez como dijimos anteriormente, el público quizás no sea una gran cantidad, pero demuestra fidelidad. A mi parecer, la banda es de una honestidad brutal, son de los que se sacan cualquier problema sonoro de encima, optando por usarlo a su favor, más que rechazarlo, optan por subrayar su costado mas Punk, por ende, a diferencia de una escucha del disco y del directo, no fue exactamente el disco lo que escuchamos en vivo, sino por sobre todas las cosas, un show de punk-rock como en “Comenzar de nuevo” “Cambio” y “Manuel”. En este contexto hay ciertos temas que hacen que “608-Z” en vivo crezca enormemente, la consigna es clara: divertirse y hacer un show que conmueva, no sé si será necesario dar otro ejemplo como recuerdo.

Mackenzie, 608-Z

Mackenzie, 608-Z

De este modo el público vuelve a asistir a un curioso fenómeno, un show correcto, con un set list mezclado, pero con una desición acertada, cuando todo sale bien. De manifiesto quedó demostrado, porque la gente así lo entiende y responde, a la convocatoria y propuesta que una banda, con respecto, y si no me he referido a su ultima placa, editada ya hace un tiempo, es un recurso que ejemplifica lo mejor de la actitud de este nuevo disco: nuevos aires, sin abandonar los espejismos y el sonido borroso al que se sometieron al trabajar con un productor, para robustecer sus canciones y salir ganando. Hey Ho skate Rock!

ETERNA INOCENCIA: “Me parece increíble haber partido a los 17 años y estar casi en los 40 y seguir en estoGuille Mármol.

Para esta hora y los minutos de espera la situación ha cambiado, el recinto lleno es una muestra. Hay una certera conexión entre la lírica de Guillermo Mármol y los compositores – sin olvidar a Tatán- que han pasado por la agrupación trasandina. Una entrañable amistad, con el público chileno desde fin de los noventas. Si el 2013 cuando “nosotros” los vimos por última vez, en un regreso catártico en Arena Recoleta, y efectivamente rabioso directo, en el cual enumeraron casi por completo su disco: “Las Palabras y Los Ríos”
Hoy, tal como serían las primeras palabras de Guillermo: “Queremos presentarle nuestro nuevo disco: Entre llanos y Antigales”. El onceavo trabajo discográfico de Eterna Inocencia, después de siete años de ausencia en lo que a placa física se refiere. Cada track, en donde están esas palabras, esas herramientas que resultan tan indefensas como peligrosas y es increíble lo que concretan junto a los demás músicos. Acá no es necesario una mesa de pirotecnia, son dueños de un balance único y fenomenal, que los hizo partir con “Entre llanos…” pasearse por “Puentes de piedra” -lejos un gran comienzo- para continuar con “Tus Heraldos” y la versionada por Mackenzie & MNED “Cassiopeia”, para dar paso a esas obras que ocupan completamente los minutos que nos se pueden resumir en un disco, salvo el directo.
Eterna Inocencia

Eterna Inocencia

El tiempo no ha pasado en vano, el oxígeno que les otorga “Entre llanos y antigales”, fue bueno para empezar y someterse a ese sentimiento de frescura-cuestionamiento, una continuación heredada desde “EI” (2009) en cuanto a ritmo de trabajo. Impacta la cantidad de acción que sigue a ese comienzo, sin apresurarse, largan como si nada: “A los que se han apagado”, “Viejas Esperanzas”, “La muerte pobre”, “Trizas de vos” y “Desposeídos” y la efervescencia crece entre el público donde llegar a las primeras filas era la premisa.
Eterna Inocencia, parece decidido a renovar su título, día tras día, álbum tras álbum, y renovando su público sin dejar de lado a aquellos que los vieron crecer. Abundantes presentaciones en vivo, un DVD gestionado en Chile, de la mano de un CD, al que llamaron “Una tarde mágica”, hace honor a los buenos tiempos que viven en su conexión con la música, son sus tiempos su estudio. El directo es su fuerte y a pesar que algún docto musical, podría decir que ni los tonos musicales de Guillermo en la voz, ni la ejecución es perfecta, el aura lo mantiene como una persona genuina, honesta y horizontal al decir las cosas, recreando buena parte de sus clásicos juveniles como “Le pertenezco a tus ojos” y “Nuestras Fronteras”. Quizás ese sea el concepto, de que al discurso crítico, que va desde el texto al espectáculo, desde el proceso de investigación, que los contiene y la problemática de una Sudamérica y un país que muchas veces cruza fronteras a través de los cantos. No podemos olvidar en esas canciones como: “Desmonumentar” donde se toca la problemática de Julio Roca y el proyecto “Derroquemos a Roca”, en el que ampliamente estuvo involucrado Guillermo y Eterna Inocencia, tocando un par de fechas en vivo, y quizás otra como “Dejen a los cerros en paz” visibilizando la violencia y los resultados (muertos, heridos, detenidos). El sistema siempre actuó igual: con esa virulencia inucitada. Esta no es música para ciegos, menos para torpes y aunque mis dichos suenen “pretenciosos”, buscamos el auto cuestionamiento, que claramente no podemos decirte como hacerlo, pero si ponernos de tu lado.
Eterna Inocencia

Eterna Inocencia

Durante los distintos pasajes, el set baja en su intensidad para darle espacio a: “Desencontrándonos”, “Verano en tu ventana”, “Beatriz” y “Vientos del amanecer” las cuales presentan una cuota de emotividad desbordante, que podía fotografiarse en los felices rostros de los seguidores locales. Cerca de los bises, llegó la catarata de temas y con ellos la apoteósis, junto con esto, ya habían pasado casi dos horas. No vamos a explicar lo que se vivió en “Hazlo tu mismo” o en “Arte es disfrutar” y en la tan pedida “Weichafe Catrileo” donde la audiencia pogueó y se zambulló desde arriba del escenario, en perfecta armonía, salvo por la agresividad excesiva por momentos de los queridos guardias.

Si bien se dieron el tiempo para tocar sobre dos horas, el tono dulce y mesurado de algunas canciones, bajaron el nivel de la presentacion en cuanto a intensidad, no así en cuanto a sentimiento. Tal vez, E.I marca en Kmasu Premiere, el registro de un momento importante en su carrera, pues como ellos mismos defienden, no son los chicos del ayer ni tampoco los viejos del mañana. Terminaron con una canción pedida a gritos, originariamente publicada en el disco: “E.I” llamada, Weichafe Catrileo, dedicada a la triste muerte, una de tantas, que ha sufrido el interior del pueblo Mapuche, y este historiador y profesor, bien que lo sabe.
Quizás podríamos resumir E.I, como un grupo de jóvenes que desde la edición de Punkypatin (1995) han saltado del skate al punk, hardcore, rock. Todo en una mezcla de reivindicación social y sub-cultural, pasión descontrolada que encontró un excelente público, quienes los respetan y empatizan con su métrica, a éste lado de la cordillera.
A modo de cierre, significa, definitivamente, el signo de estos tiempos, en que una canción con contenido vale más que lo que nos enseñan en las mentiras de la TV o diarios chilenos o globales. Pero no podemos dejar de recordar, que la lucha del barrio, resulta inapelable e indiscutible, no solo cuando estás vivo y sobre un escenario, sino también cuando te bajas de éste y vuelves a casa. Cuando por fin hay mas de lo menos, sería injusto pensar que quienes se han sentido tocados por las letras más políticas no asistieran y declamaran a través de pancartas a quienes han perdido en las injusticias de un sistema, para poder despertar por un instante a quienes se han apagado. Sin duda, una bonita tarde-noche.

 

0 Comments | Views: 85
Share