Cronos debe Morir: “En poco tiempo estamos teniendo oportunidades, que en diez años no tuvimos”

¿Cuál podría ser la esencia de la música de Cronos debe morir? Tal vez la encontramos en una frase que la agrupación transmite: “A veces, las ideas en la música surgen de forma espontánea, y se escriben y desarrollan rápidamente. En otros casos se transforman en hechos explícitos de comunicación y la experiencia cambia completamente.” Muchas de las propuestas “independientes” que llegan a la radio, salas de conciertos e incluso pasquines, se mueven en el terreno de lo seguro; pues atienden a géneros preestablecidos. Ese miedo se llama racionalidad y fue contra lo que luchó Cronos debe morir, entre otras agrupaciones, desde temprano.

Puede que haya muchas bandas en un sonido similar -quizás no-, sobre todo si nos remontamos al skate, punk melódico e incluso al Pop-punk. No es extraño encontrarse con un imitador, sobre un imitador, de otro imitador. No vamos a subestimar al auditor, pues, puede captar esto en lo que oye – o- usar la visión imprecisa propia de la miopía, disfrazada de apoyemos algo simplemente por el hecho de ser localPara nuestra fortuna, Cronos, probó ser la excepción. Es donde nos encontramos con el pensamiento, o una especie de borrador. En que no solo el músico, sino el oyente, intuyen y vuelven a sentir que en éste desafío, la música independiente; no se puede dar el lujo de perder.

Maca Fuentes La Reacción: Deberíamos devolver a la música conexiones menos superficiales

En Cara a Cara, su flamante primer disco, La Reacción confirma que su música trae la inyección inherente a esa manifestación. A diferencia de muchos rockeros, Maca Fuentes (Mackenzie, 608-z) no está dispuesta a “dejar de hacer”, incluso a hurgar en sus influencias personales, lo que cada viaje le ha otorgado y compartir cada minuto. Inquieta y amante de la música, la cantante y guitarrista conoce su paleta de colores, que va de The Get Up Kids a Samiam y desde Rancid a Red City Radio.  (c)Fotografías: The Wild Brides

Mauricio Miño de Sonora de Llegar: “Esperábamos que la violencia se fuera con pinocho”

Hermes Domínguez Vásquez / Fotografías Fabián Vargas

16 de abril de 2015, fecha que marcó un antes y un después en la escena punk chilena contemporánea, tras el fallecimiento de cinco personas que acudían al concierto que la banda inglesa Doom ofreció en el ya extinto centro de eventos Santa Filomena. A esto se suman los casos aislados que se han desatado en distintos shows, como el apuñalamiento a un asistente en el Punk Rock Festival del mismo año o el ataque con botellas de vidrio a la voz histórica de los Sex Pistols, John Lydon, cuando se presentaba con su banda PublicImageLimited, en agosto del 2016 en Blondie.

De ahí en más, las autoridades han puesto cierta resistencia a la realización de conciertos ligados al punk y otros ritmos afines. En este contexto, Mauricio Miño, vocalista de la banda ska Sonora de Llegar analiza junto a UAMGZN las complicaciones de una escena que, históricamente, ha debido sortear escollos para salir adelante.

Natalia Torres (Dizclaimers): Es hora de desarmar y proponer frente a este modelo cruel y apático que impera

Desde su debut en 2016, Dizclaimers, no ha parado de girar. El trabajo musical de la mayoría de sus integrantes era conocido por sus anteriores proyectos. Juntarlos a todos en una gran licuadora era el desafío, si bien se plantearon diversos sonidos: desde metal, punk a hardcore. Natalia Xina Torres fue la encargada de definir el siguiente nivel para la agrupación como frontwoman, tarea no menor para su poca experiencia sobre el escenario.

“Partimos siendo tres. Como un banda más, los integrantes veníamos de proyectos saturados o fallidos: Shaking Bombs, The Alan Freeds y en mi caso Mantente Firme, no se mantuvo firme, claro. Si bien en un comienzo buscaban que mi voz alcanzara tonos más graves o guturales, como un banda espanola. Lo mío no iba por ese lado. Y se hizo una diferencia cuando empezamos trabajar con lo que teníamos.” Aclara “Xina” como le llaman sus amigos.

 

Bazar Alkalino Serigrafía: Pura Vida

Hace meses que escribo en la cocina en un banquillo pequeño la mesa del comedor (una mesa que compre después de tomar un café y las dos respectivas sillas están llenas de libros que hacen equilibrio con discos) me siento como en una casa tomada,...

Abrazo Ediciones : “Fanzines, calaveras y cuchillas”

Construcciones establecidas, juventud, veredas rotas, forman el paisaje de donde se encuentra empotrado el "Café Años Luz" en pleno centro neurálgico universitario de Concepción, localidad que ocupa el espacio donde hoy nos refugiamos en la última pieza de lo que fue una antigua casa de...