Archives June 19, 2013

Abrazo Ediciones : “Fanzines, calaveras y cuchillas”

Construcciones establecidas, juventud, veredas rotas, forman el paisaje de donde se encuentra empotrado el “Café Años Luz” en pleno centro neurálgico universitario de Concepción, localidad que ocupa el espacio donde hoy nos refugiamos en la última pieza de lo que fue una antigua casa de la zona, entre libros antiguos, cuadros, vitrolas nos dimos cita con Camila Barrales y Camilo Jerez ambos de Abrazo Ediciones. De fondo aún suena el bolero…los fanzines e ilustraciones se esparcen en la mesa.

Inteligintísimos textos que devoré junto a las ilustraciones y el dejo de admiración que nos llevo a juntarnos con ellos: los autores de “Invierno I y II” hay luces de inteligencia, humor, cultura -¿anti cultura?- y hasta ternura. “Partimos con el fanzine Invierno y le tenemos mucho cariño, es el primero costaba 500 pesos y nos demoramos mucho en hacerlo, pero como éramos “muy Punk”, dijimos no podemos vender un fanzine a mil, estaba cosido a mano, impreso en papeles bonitos, (para ser mas específico estaba en papel Canson que costaba alrededor de mil pesos el pliego y sólo nos salían tres) y la gracia es que llevaba una marca da café en la tapa, estuvimos toda esa noche marcando cada fanzine” Recuerda Camila. “La gente aprecio mucho el trabajo y fue para nosotros el puntapié que nos dijo tenemos que hacer más.” Sentencia Camilo.

Amor y Odio

Ellos saben que no fueron los primeros que fundaron una editorial invirtiendo algo más que una impresora doméstica pero: cortan papel, lo pegan, lo cosen, lo diseñan, además de seleccionar entre muchas ideas que con llenarlo se valen de su capacidad para autogestionarse. Hacer tiradas que arrancan de los pocos ejemplares tal fue el caso de “Invierno” en su primera edición y lo más importante ser la consecuencia rebelde de una industria editorial para consagrar la idea de plasmar desde su materialidad, y desde el placer de revalorizar al fanzine como objeto y espacio fundamental de una exposición de ideas.

Es la forma de encontrar nuevas noveles voces y demostrar que las cosas si se pueden hacer bien y publicar en la periferia, fuera de los circuitos tradicionales de editores. “…Principalmente es querer vivir bien y de lo que hacemos, no es que solo nos interese la plata tratamos de equiparar las cosas, nosotros también hacemos talleres gratis, trabajamos con agrupaciones sociales. Y cosas que nos interesan de verdad realmente. Voy al punto de no tener que cumplir cierta expectativa porque uso un parche y eso nos situa en lo alternativo.” Arguye Camila Barrales, Porque llamarlas alternativas es un adjetivo “vago”, cada uno lo remarcará a su gusto, pero destacarán por algo que una impresión en serie no ofrece fuera del contenido: Sello, el carácter manual de sus obras. No solo aprendieron a edificar una idea, sino que

también salieron de la comodidad para aprender a realizar el proceso de editarse y editar a sus amig@s.

Los Fanzines o pasquines ilustrados, durante siglos, han transportado ideas, y esas ideas cambiaron al mundo no es de extrañarse que hoy internet abunde con sitios relacionados usando la palabra: “webzine” pero emitiendo menos crítica que salamería, salvemos las distancia, porfavor.

“En el principio nos criamos y creamos en temas muy punk, en casas ocupadas, apoyando a los presos, siempre estuvimos en un mundo muy politizado y con el tiempo nos dimos cuenta que el circulo que nos rodeaba no era lo que representaba. en el fondo ser vegan vegetariano punk hardcore no significa nada, eso no te hace decir: seamos amigos, puedes ser un saco de weas. en el fondo lo primero fue eso, el descontento y la disidencia dentro de los movimientos, “ Aclara Camilo Jerez.

Hay cierta manera de tocar, oler y decir que este proyecto te resultará familiar desde la infancia. Hay algo esencial y permanente -que podríamos llamar lo “oculto”- que se actualiza en un desorden maravilloso con lo cotidiano en cada ilustración, problemático, donde la tensión hacia la tradición rara vez desaparece y es lo entretenido de las ilustraciones.

“Para mi en nuestros trabajos hay dos visiones, una es la rápida y sucia, que puede pasar en “Invierno” al ver los dibujos lindos y el amor, que es válido, pero por ejemplo hacia el bosque que es una historia de amor de animales, detrás de eso hay un conflicto ; de dos animales que viven en la ciudad y se fugan al bosque, porque es donde quieren estar y pertenecen. Arrancarse de los cánones, de los paradigmas a los que nos mantienen enfrentados. Pero claro, siempre está la historia de amor además de la visión que yo tengo que es mostrar lo que sentimos desde dentro”.

Esto para mi es histrionismo y, no voy a mentir al respecto, caí en la mirada sucia, pero esa mirada sucia que nos explica Camila Barrales anteriormente, te traslada rápidamente si tienes la necesidad de cuestionamiento de ver lo que sale del alma, esa rabia, tristeza y por que no melancolía de quienes también saben ser profundamente alegres.

Y es cierto, nadie como quien ha superado o sufrido, sabe valorar una sonrisa oportuna como un trabajo que está en su lugar, ese guiño de ojo que aunque no se quiera se posa ahí para invitar a la segunda lectura, no hay subterfugios, la segunda lectura es de protesta constante; amor y odio. Una historia no es fácil de encontrar, siempre me hace falta la fusión; quiero que la vida cotidiana haga roce y fricción con la realidad aburrida por minutos, hagan fricción y salten nuevas chispas de poesía, gráfica y humor ¿por qué no?. Y si sus creadores quieren compartirlas que mejor es el caso de la segunda pieza en Sístole “Decidimos olvidarnos de los recuerdos, del aguantar constantemente la respiración.” un trozo que invita a salir de las caparazones.

El histrionismo de estás publicaciones, es algo que ellos mismos elaboraron, con parte de todos los que malsanamente conformamos este sistema, Y trasladaron al papel como quienes saben que hay tanta poesía en las cartas de Neruda, como un cartero de provincia que esboza unas líneas en la mesa de un bar. Uno reconocido escribe la belleza el otro anónimamente la estampa y calla en el único lugar que se siente acogido, a veces por muchos, otras por nadie:

“Estamos en un momento en que nos asesinamos, para nacer de nuevo y volver a crecer porque es necesario, la gente,la vida, familia, amigos , las escenas, etc ; siempre crean humanos parecidos, somos todos veganos actuamos todos igual, y es terrible que dentro de movimientos disidentes existan esos patrones, y cuando te sientes solo dentro de esos patrones, tienes dos opciones lo moldeas y lo adaptas o te deprimes y lo dejas. A mi me pasa que y nos pasa en general, que preferimos adaptarlo a nuestra forma de vida. Hoy me levanto escuchando Eskorbuto, pero mañana me levanto escuchado Justin Bieber, entonces esas dualidades muchos no lo entienden, no se lo permiten no puedes estar escuchando a un ícono para ellos del capitalismo ¿cuando ellos mismos están inmersos en un sistema capital? “ Dispara Camilo con efervescencia . Llevan al límite a veces la íronia y el escepticismo pero nunca le ví caer en el cinismo destructivo. Fustigantes aclaro, cínicos lo dudo.

Puedo agregar a la pareja, que son fragilidad, energía, la sensibilidad en “Sístole & Díastole” recientemente editado por la dupla. El riesgo, la dicha, el exceso, de esta obra que reveló desde mi desnudez metal hasta mi conexión con la realidad, disfrute el silencio de leerlas sólo, y sentir el mismo silencio acompañado, y fundamentalmente sentí percibí el cariño, de la ilustración del niño que una vez fuí e ilustró. Sí, garabateó mundos inexistentes, pero ilustró quiera o no.

La ilustración de estos dos personajes no queda exenta de la fenomenología de armar una historia y voy a ser contundente. No se puede no leer este libro-fanzines y tratar ilusamente de refugiarse “en el pecado de la ignorancia” y queda bajo la responsabilidad de los mal intencionados seguir sosteniendo la hipocresía en base al estatus quo que los favorece.

Hay lucidez ,compromiso, coraje y una posición política-ética hasta de singular mirada, si se quiere, la obtenemos de los silenciados, de los malentendidos e incluso de personajes de dudosa reputación, algo que sin duda permite situar el anclaje en diversas etnias, en diversas tribus sociales, independiente de los libros, la postura de estos autores es radical, pero más que demostrada : son falaces tanto las ideas de pertenecer a esta sociedad, instauradas dentro de otras sociedades llamadas universidades,que nos permiten crecer y desarrollarnos con todas nuestras competencias bajo el imperio del terror ,ellos y muchos otros dan prueba con mucha antelación que el crecimiento a nivel personal y exponencial se produce a través de experiencias y no de conductas adquiridas: “El primer paso para criticar a una universidad y sus métodos de enseñanza en asumir que te sientes como la mierda en una de ellas, todos van a la marcha pero después llegan y bajan sus cabezas ante lo que les dicen, eso es una contradicción, desde el que va a pasarlo bien a una marcha hasta nosotrxs y todoxs .

Ellos hacen hablar a vivos y muertos, como golpe táctico y principal, critica a las personas ,con una estética de doble filo marcan su encuentro con la sociedad permitiéndoles entender que su práctica la atraviesa una multiplicidad de discursos,sociedad, cultura y política: “Sístole & Diástole” son la prueba.

La dystichia (mal encuentro), con gran parte de los movimientos disidentes se anudan en su diario vivir: “Yo creo que las escenas son sistemas y los sistemas matan a los individuos” Admite Camilo, casi de un modo borromeico en el que basta cortar una cuerda para que se corten todas, hablan sin desparpajo del movimiento disidente, por una parte están los que quieren callarlos a favor de sus intereses ,versus ellos y la audacia de sentirse siempre en formación, más que de ilustradores o críticos sociales ya formados.

La sordera es cómica, como la ceguera es trágica y cito textualmente a Lodge. Por ejemplo: Supongamos que a Edipo en vez de arrancarle los ojos le hubieran arrancado los tímpanos. En realidad hubiera sido mas lógico, puesto que fue por medio de los oídos que conoceio la atroz verdad de su pasado pero no habría tenido el mismo efecto catártico que al verlo podría inspirar compasión pero no el terror que suponía. Llendo mas lejos el Sanson de Milton, cuando estaba sumergido en las tinieblas o en la oscuridad grito “oh, sordo…sordo” sin la menor esperanza de sonido.

Reconozco que si tuviera que optar por alguna de las dos quedaría con la sordera ya que al ver algo como sentirlo, puedo imaginarlo mas allá de los grados de privación sensoria simbólicamente son antitéticas. No por nada una de las maldiciones más fuertes de la lengua inglesa es: “Malditos sean tus ojos!”; Voy a esto con que al mirar las ilustraciones de Camilo Jerez y Camila Barrales, es como si te entrara humo en los ojos cuando se extingue una hermosa llama, pueden entrarte también por su discurso en los oídos, pero la fonética de ésta no te hará llorar.

Recordemos que el hombre antes de pensar habla y antes de hablar dibuja en su mente un escenario. La ilustración no solo dibuja ideales, podemos rastrear en las ilustraciones momentos de terror, hasta una alegría irrefutable. Aveces la cara macabra de la la sociedad cobra la mayor relevancia y cuando nos damos cuenta denotamos que aún padecemos de sus consecuencias.

¿De dónde proviene Abrazo Ediciones?. Cuéntenos un poco, cuál es el motor que los llevo a ilustrar ciertas historias.

Camilo Jerez: Abrazo era un proyecto que nació con un amigo, pero el se metió a la U y como yo tenía mucho tiempo libre y estaba en una ocupa quería trabajar en esto, hacer cosas, y después conocí a Camila y dijimos hagamos esto bajo el nombre de: Abrazo Ediciones, esperando que él en algún momento se nos sumara pero no fue así . Y su tiempo libre, finalmente se fue a otros proyectos o personas. Así que “Abrazo” se trasformó en Camila y yo. una editorial que imprima y promueva nuestro trabajo como ilustradores de una manera linda y también de amigos de todo el mundo. Y nace bajo la necesidad de hacerlo y mostrarlo con todo el cariño posible ya que tú y nadie mas que tú va a poder darle eso. O sea hay un montón de gente que puede sacar los mismos fanzines en imprentas, o libros pero cuando los toma no siente nada porque no hay nada detrás de eso, ninguna anécdota, por ejemplo ,no sé nosotros nos hemos cortado dedos, en el fondo el motor ha sido ese, poder darle a nuestra vida o nuestros dibujos el realce que merecen, esta es una historia y queremos contarla esta es nuestra forma.

La gente tiene un concepto errado. Nosotros abrazamos nuestra vida y nuestros patrones de vida, no andamos regalando por el mundo corazones. aclara Camila Barrales.

¿Cuál es la historia de amor y odio, que nos plantean en sus trabajos?

Es raro, porque por ejemplo en los fanzines nuevos, que son “Sístole & Díastole”, yo pienso que es como el tema de ya ir aceptando la forma en que vemos el mundo, de ser nosotros mismos, el que alguien me diga algo o no, que quizás mis problemas no me afectan, a medida de los trabajos o fanzines que vamos sacando, vamos creciendo, no voy a decir que voy a madurar por que no tengo la visión de un adulto, porque no quiero cumplir con una expectativa.

Los fanzines nuevos lo demuestran mucho, llega un momento en que te das cuenta que está bien estar como estás. La gente tiende a obligarse a estar bien, pero te prohibes de los momentos de tristeza, el salir, irse de fiesta, nunca aprenden a enfrentar la vida como es. Pasa con la vida,con el alcohol, las pastillas, nosotros y en general a todos nos gusta sentirnos bien, pero son procesos, más que negativos, son procesos de aprendizaje.

Ponernos a dibujar, sentarme y que la próxima vez cuando me pase lo mismo ,entender y saber cómo actuar frente a los cambios del cuerpo y mente, saber qué te lleva a estar mal o bien.

¿Han participado en colectivos con su trabajo? Desde su perspectiva, cómo ha sido el tomar un timón democrático al trabajar con otras personas hasta difundir en otras localidades sus fanzines.

Desde que somos abrazo ediciones no hemos trabajado con más gente, sí hemos colaborado con edioriales de otros países y gente que nos cae bien, siempre en base a lo que a nosotros nos gusta, no sentimos la olbigación de participar en todo. Nos han invitado a ferias y de frontón decimos no vamos a ir no nos parece el trasfondo. A veces vamos para saber cómo será, conocer y luego decidir ir no ir más.

Ahora estamos trabajando con la tienda “Loba”, de Valparaíso. Sentimos que hay una afinidad política, hay una independencia en la tienda, todo se maneja dentro de esos roles. Ahora en Santiago comenzaremos a distribuir en tiendas de ilustración. Para nosotros es complejo llevar una relación de “negocios”.

Con respecto a trabajar en conjunto; como nosotros somos una editorial de fanzines, generalmente hay gente que nos escribe para editar sus fanzines y siempre hay disponiblidilad de revisar las ideas, pero también hemos dicho que no. En una ocasión nos escribieron, mandándonos el trabajo y bueno lo veo y digo: qué quieres que haga con él? -bueno que me edites; me responden,así sin más -comenta Camila-. Y tampoco creo que funcionen así las cosas, nos trataron de excluyentes. Principalmente con la actitud que llegan es lo que no nos gusta. Nosotros hacemos talleres, gratuitos o pagados y si necesitan ayuda estamos ahí.

Me gusta vivir la disidencia , pero vivirla es encontrar otra manera. Y no solamente existen casas ocupadas para realizarlo, sino, vivir como quiero y de la forma que quiero.

Al momento en el que elaboran los fanzines. ¿Cómo realizan la elección de las piezas que lo componen?

Nosotros como editorial trabajamos en nuestra casa a un ritmo a destiempo y hogareño, quizás gastemos mucho más tiempo eligiendo los ingredientes de nuestro almuerzo, once , desayuno, o prendiendo la estufa que eligiendo los dibujos. Para mi siempre ha sido más importante…

Pasan meses que hacemos dibujos sueltos, bocetos, en que descantamos ideas, ya no nos pasa el tener tanto material y tener que elegir. Pasan meses en que no trabajamos físicamente, pero estamos trabajando igual. Puede que de estar durmiendo nos levantemos y salga la idea para el siguiente Fanzine. Posiblemente hay gente que dirá está mal, somos súper poco vivos con referentes en la internet. Hay páginas que dicen el ilustrador trabaja de sol a sol… nosotros lo vemos de otra forma.

Partimos con Invierno, hicimos todas las ilustraciones pensadas para eso, 10 cada uno, luego ya fue invierno 2 más elaborado con más tiempo. De ahí en adelante, empezamos a ver que podíamos sacar dibujos siempre, o fanzine pensados , es como componer un disco.

Hace un par de meses dijimos, tenemos hacer uno nuevo. ¿Cómo se va a llamar? hasta el último día antes de ir a la imprenta nos cuestionamos el como llamarlo. Esto coincide con la visita de mi padre -comenta Camilo- Le mostramos los dibujos sueltos, esto tiene una idea pero queremos saber tu visión y escribió algo, una reseña y en el fondo entendió , básicamente morir y nacer. “Sístole, Díastole” nació así y básicamente de un proceso de estar desnudo frente a la vida con aprendizajes propios y no adquiridos de la sociedad. Contraer y relajar.

Podemos entender el “fanzine” como una herramienta esencial de cambio y principalmente, cuestionamiento. ¿Con qué experiencias pueden relacionar su trabajo ilustrado hoy en día?

De partida se llama abrazo y somos críticos, creo que a partir de la mayoría de las llamadas expresiones artísticas o anti artísticas como se les quiera decir, desde los que apoyan a piñera o longuera, todos tiene una critica social que es tan válida como la de las poblaciones obviamente a diversas magnitudes, unos mueren de hambre mientras que a otros no les sacan la basura de sus condominios. Por ejemplo, Santiago se inunda la gente le echa la culpa al invierno al frío, la culpa no es del invierno, es culpa de que hay unos que tienen una gran casa en la que abrigarse y otros nada, la culpa es del sistema, no puedes echarle la culpa al clima, gente y animales se muere de frío, hay gente detrás de eso de todos esos males sociales. Por eso siento, nuestro trabajo es más cercano a las disidencias, que a la normalidad de la gente, por así decirlo, nuestro trabajo llega a un público punk muy nihilista hasta un público fashion topísimo, y en el fondo la gente que toma nuestro trabajo comparte la crítica de decir bueno; el mundo esta mal, los animales se están muriendo, la gente se esta muriendo, no va a cambiar nada nos vamos a morir todos. -comentan entre risas-.

Pero en todos los ámbitos , la música, movimientos, literatura, hay gente que quiere vivir mejor, y si hay gente que descubre que el veganismo es la opción, que la tome, el comunismo o el anarquismo. Hay gente y países que viven toda su vida en conflicto, sociales, emocionales, no se contraponen sino vienen a ser parte de lo que estamos pasando. Que haya tantas bandas en el mundo cantando que las cosas están mal no es casualidad, que haya tanta gente dibujando y mofando de un sistema tampoco es casualidad, no es por el cliché, porque hay que decirlo sino porque hay gente que lo esta viviendo. Que la gente en Iran, Irak proteste no es una protesta sólo por una plaza es una protesta por un bloqueo social.

En el fondo todos somos cadáveres andando. El tema de como uno expresa eso, es la ruptura más grande que podemos hacer si dibujamos. Cómo digo las cosas. y está la recepción del público, los tipos que preguntan hasta el último detalle, hasta otros que lo comprenden altiro, que se los tatúa.

Además de realizar su trabajo a modo personal. ¿Asisten o dan talleres de forma casera en el sentido más autosugestionado de la palabra?

Nosotros el año pasado de octubre a noviembre dimos el primer taller de ilustración y creatividad, pero más que en técnica esta orientado en como sacar a la luz las ideas, porque la técnica se aprende con práctica pero en el fondo lo que cuesta es poder sacar lo que llevan dentro ,desatarse de todo. Porque -aclara Camila- todos dibujamos, pero todos dicen yo no dibujo como tú por ende dibujo mal, en el fondo nuestra base es darle las herramientas, para que puedan desarrollar lo que buscan. Nosotros hemos hecho dos talleres pagados y otros gratis de técnica rápida, acuarela, fanzines, entre otros.
Generalmente la mayoría en este mundo son reservados, no bailan “danza buto, ni danza árabe” , tratamos de converger entre quienes asisten a los talleres, es un aprendizaje en conjunto, una retroalimentación, entre quienes quieren pasarlo bien, despejarse, o quienes quieren dedicarse en algún momento a esto.

Nosotros nos tomamos licencias de hacer las cosas en cuanto nos da la gana, nuestros proyectos se basan netamente en la autogestión, no tenemos apoyo económico de nuestras familias, pero agradecemos todo en lo que nos apoyan.

El trabajo que hacemos es el que nos refleja

¿Cómo se sienten cuando critican sus trabajos o más que eso, sus vidas?

“La crítica desde el computador, como le llamamos desde la comodidad” ríe Camila. “Porque sino estarían ocupando el tiempo para poder vivir” Finiquita Camilo.

A nosotros nos tachan de vendidos, y un sin fin de cosas ,las primeras exposiciones fueron en centros sociales o ferias independientes. Pero las cosas cambian, elegimos vivir de esto. La gente siempre espera algo a cambio y nos marginamos de eso. Por otra parte, me pregunto qué va a pasar con toda esa gente que está detrás del computador cuando salga de la u ¿ va a seguir criticando a la gente que hace cosas e intenta vivir de manera autónoma?.

El año pasado hicimos una exposición en un mall , y mucha gente nos critico, “porque no lo hiciste en un centro social o la Universidad, ¿por qué en el mall centro del capitalismo?, para mi, la universidad es el centro del capitalismo se llenan de plata a costa de los revolucionarios de las universidades, pero te dicen esto no lo pago yo, lo paga un estado, cuando tú estás dispuesto a asumir lo miserable que eres estándo en una universidad, estás posibilitado a criticarla. Criticar desde la universidad es fácil, red de carreras a las que tienes que optar, otras que te preparan para trabajar para el resto de tus vidas asegurar tu futuro y cuando seas viejo mueras.

Está analogía puede sonar extraña pero, a un supermercado no le interesa si entras a comprar carne o soya le estas dando plata, a una universidad no le interesa si eres un avezado artista o un gran filósofo compañero súper militante o un ingeniero, al final de cuentas a ellos les interesa el arancel para seguir con la historia, lo pagues tu o te lo pague el estado, en el fondo no hay una carrera mas revolucionaria que la otra, la carrera más revolucionaria es cuando te planteas por tu cuenta aprender un oficio y de verdad hacer valer el hazlo tú mismo.

Muchos dicen diy, anarquía pero están ahí dentro en esos criaderos todo el día con la cabeza abajo hay que dejar de lado un poco el calendario revolucionario: el 1 de mayo a la calle, el 29 el día del joven combatiente y el resto estoy en la U en una tocata o en una fiesta chupando con los amigos hablando del sistema, pero en el fondo siguen estando dentro del sistema. Agachando todo el día la cabeza.

¿Con qué escritores, músicos sienten mayor afinidad en la actualidad?

Las cosas que están escritas en los fanzines son todos textos nuestros, en cuanto a los músicos hemos ido haciendo una especie de colador, no sé , yo escucho lo mismo de hace años, cuando tenía 18, no estoy bajando discos nuevos, nunca lo he hecho, algo casi obsesivo para algunos. Cosas desde nausea ,doom,fiscales, hasta cosas nuevas como Lady Gaga y Justin Bieber, realmente no tenemos un patrón que sigamos. Hemos estado trabajando con Gabriel Alcayaga, que esta radicado en un campo cerca de Santiago va a hacer su disco; auto-gestionado, mucha serigrafía y lo vamos a hacer nosotros. Nos escribió comentandonos el hecho de que pretendía sacar un disco nuevo y dijo “chicos quiero que ustedes hagan el arte” y fue un gusto recíproco, aunque es algo totalmente diferente a lo que me pueda gustar, simplemente nos motivó la honestidad y sentimiento de encontrarse con algo real -Asegura Camila-.

Trás esto han realizado cosas con diferentes músicos y escritores…

Trabajamos con los chicos de “Animales Exóticos” de Concepción, una banda Post-punk sin voz, que abarcan desde una ocupa a una fiesta, hay un pluralismo que es muy necesario que nos une y nos llama la atención.

Con respecto a escritores, realizamos ilustraciones y el diseño para el libro “Mano de Obra” del taller literario del mismo nombre. Es pura gente grande, vieja,desde los 50 a los 90 casi.

Y la gracia es que la mayoría son anarquistas, sindicalistas, siempre en la coyuntura de la lucha social de la zona, llevan 29 años de taller y nunca había editado un libro, sólo fanzines, desconociendo claramente lo que significa un fanzine. Y una vez hicimos una exposición en un taller pequeño y se nos acercaron, para usar nuestros dibujos, accedimos totalmente, nos pusimos a su disposición, si necesitaban ayuda y el resultado fue muy bonito, un libro de una tira de cerca de 500 copias, extenso,mucho material antiguo, de gente que no se dedica a la escritura el 100 % , sino como un oficio parcial.
Querían sacar un libro que corresponde a su aniversario , no han editado libros con ayuda de los gobiernos de turno, y fue espectacular ver y compartir, un área de la lucha a la que nosotros no os abocamos tanto, pero sentir ese aprecio por nuestro trabajo fue realmente importante. Tenemos vidas diferentes pero en el fondo hay algo que nos une, hubó una sensibilidad de parte de ellos al incluirnos y creo que es mutuo al saber que ambos recibimos algo fuera de lo tangible. Sangre , sudor y lágrimas, como dice Patricio Pinto, Editor del libro y parte del taller “Mano de Obra”.

¿Cómo es la relación que mantienen con otros ilustradores?

Local casi nada, en concepción compartimos con Yayo, quien realiza el cómic Zobako hace más de diez años Cristian Toro , diseñador e ilustrador. Existe esa diferencia entre Arte y otras discplinas, por lo que no nos relacionamos con muchas personas del área.

A modo internacional participamos mucho más, en Colombia participamos con los chicos de una editorial llamado Abisal Colectivo, netamente de ilustración y basado también en el tema del antagonismo. El dibujo llamado feo, que no sale en ilustraciones de niños ni en publicidades, con ellos hemos trabajado en publicaciones relacionados, editado invierno 2 allá y nosotros por nuestra parte acá sacamos un fanzine de colaboraciones llamado Escupitojo. En general el medio local no hay afinidad, ni política ni emocional ni de algún tipo.

Y sí, conocemos gente en Santiago porque difundimos sus trabajos a modo de stickers o nos gusta mucho, Sol Díaz, Margarita Valdés, Garbo, los chicos de Pez Arbóreo, En Argentina Pedro Mancini, Krysthopher Woods, entre otrosl. También chicos que han salido de Concepción, como Bastian Brauning que participan en procesos similares a los nuestros el intentar vivir de lo que hacemos. Por ejemplo con Sol Díaz de la tira Bicharracas entre otras, nos llevamos muy bien, pero va más allá de intentar proyectarnos a través de ella. Nos llevamos bien y ya.

¿Donde podemos encontrarlos para adquirir su material?

Pueden contactarnos en nuestro facebook oficial: http://www.facebook.com/edicionesabrazos  o a través de nuestro correo electrónico: <a>ediciones.abrazo@gmail.com recibimos gustosos material, ideas, invitaciones, etc. </a>

  
0 Comments | Views: 182
Share